Plan de Biden para el estímulo económico de EE.UU. es de $1.9 billones

El futuro presidente quiere completar una ayuda directa con un cheque de $1,400 más.

Joe Biden presidente electo de Estados Unidos va a proponer al Congreso que apruebe un plan de rescate de la economía valorado en $1.9 billones (trillions en inglés, es decir, 11 ceros detrás del nueve). Biden dará a conocer el detalle de su plan en la tarde del jueves. 

Del total de la cantidad del estímulo se va a destinar $400,000 millones a los esfuerzos para dinamizar una campaña de vacunación, pruebas de COVID y reapertura de escuelas. La nueva Administración tiene como objetivo llegar a vacunar a 100 millones de americanos en 100 días. La logística actual no permite esas cifras. 

Casi un billón de dólares se dedica a ayudas directas a los americanos de manera que reciban un cheque directo de $1,400 por persona con el que completar los actuales $600 del paquete de ayudas aprobado el diciembre. Se incluye en esta ayuda a los adultos dependientes. El Crédito fiscal por hijo será de $3,000 y será reembolsable.
 

Adicionalmente se quiere elevar a $400 más a la semana el pago del seguro de desempleo hasta septiembre y evitar que haya una mala transición desde marzo cuando se acaben los actuales $300 semanales aprobados en el mismo paquete de final de año. 

La moratoria de desalojos de viviendas se quiere ampliar también hasta septiembre y se articularán ayudas para los pagos de facturas. 

En este contexto y dada la precaridad del momento el objetivo es reforzar la red social con la subida del salario mínimo federal a $15 la hora a aquellos que no lo tengan ya en ese nivel. En este momento el salario mínimo federal es de 7.25 la hora desde 2009. Según fuentes del entorno del presidente electo, Biden quiere desterrar el concepto de que alguien que trabaje a tiempo completo sea pobre. 

En este sentido se va a luchar contra el hambre y se van a buscar soluciones al cuidado de los hijos. La Administración quiere ampliar las licencias pagadas por motivos de salud y por motivos familiares, que estas sean de 14 semanas a padres y quienes cuiden de otras personas tengan o no COVID-19. 

Inversión para Educación 

La nueva administración tampoco quiere ver la educación en el actual estado y la propuesta es una ayuda directa de $130,000 millones para que se reabran las escuelas cuanto antes. Con inversiones en mejor ventilación, más salones de clases para menos niños, más contratos o mejor transporte entre otras medidas 

Se dedicarán unos $440,000 millones, tienen como destino la ayuda a comunidades con dificultades especiales, las pequeñas empresas, en particular las del sector de restaurantes y bares y las que están en manos de negros, latinos y asiáticos. 

En el entorno de Biden se repite que se quiere seguir el consenso de economistas como los de la Reserva Federal y el FMI que dicen que tiene más riesgo hacer poco que hacer de más en términos de ayuda para salir de la pandemia y de la crisis que ha generado esta, más aún cuando las tasas de interés permiten endeudarse de una forma muy barata. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#YoMeInformo