Pedófilo que se declaró mujer, violó a su compañera de celda tras ser preso en cárcel de mujeres

El caso del pedófilo Hobby Bingham le está dando la vuelta al mundo porque logró ingresar a una cárcel de mujeres del estado de Whashington gracias que “dejó de lado” su género masculino y ante la ley se presentó como Andrómeda Love.

Un exempleado de la penitenciaria, Scott Fleming, quien recientemente fue despedido por no vacunarse contra el Covid-19, reveló al medio National Review que el procedimiento para que un hombre se convierta en mujer y sea recluido en la cárcel de mujeres es poco riguroso: “El único requisito es que los hombres deben identificarse como mujeres. No es necesario que se hayan sometido a una cirugía, no es necesario que estén en el proceso de transición, ni que estén en un régimen hormonal. El único requisito es que deben identificarse como mujer”.

La declaración del exempleado salió a flote porque recordó que durante una jornada de trabajo un compañero le comentó que había descubierto a Andrómeda Love y a una reclusa con discapacidades (que la hacían actuar como niña) en la cama y sin ropa, acto que ante el Frente de Liberación de Mujeres es catalogado como abuso sexual dado que las relaciones se consideran no consensuadas por defecto dentro del sistema penitenciario, así es que Heather Lee Ann Trent fue técnicamente violada.

De acuerdo con el medio antes mencionado, el oficial encargado de detener a la “pareja de enamorados” emitió una infracción que Trent guardó en el disco duro de su computadora, pero que más tarde desapareció.

Según Scott Fleming, el personal de la prisión encubrió la presunta violación al no dotar de un paquete de violación a las reclusas que compartieron celda con Andrómeda Love, ni presentar un informe del incidente para documentar el evento.

Lo más grave, según el exempleado, es que el caso de abuso de Andrómeda Love es solo el comiendo de muchos que están por venir: “Fue muy irresponsable por parte del estado alojarlos juntos en la misma celda. Permítanme reiterar que esto es solo el comienzo, ya que hay más de 150 presos más que vendrán de centros masculino de todo el estado.

“Esta violación es simplemente un síntoma de un problema mucho mayor que aloja a hombres con genitales masculinos en pleno funcionamiento en prisiones para mujeres”, dijo Scott Fleming .

National Review reveló que la penitenciaría donde se llevó a cabo el abuso no respondió al llamado que hizo para conocer su postura al respecto, además de señalar que después de que Andrómeda Love salió de prisión se cortó el cabello y continúo su vida como Hobby Bingham.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#YoMeInformo