Eric Adams aseguró que combatirá la violencia con un plan coordinado de seguridad

NUEVA YORK – El alcalde de Nueva York, Eric Adams, dijo este sábado que la crisis de violencia que afecta a la ciudad debe ser abordada con un plan coordinado que incluya agencias locales, estatales y federales al insistir que no se la entregará a los criminales.

Adams se reunió hoy con representantes de organizaciones de gestión de crisis y políticos para escuchar sugerencias sobre la violencia que afecta a Nueva York, luego de que en el más reciente incidente el viernes el policía Jason Rivera fue asesinado mientras que su compañero Wilbert Mora lucha por su vida.

La violencia no nos va a dividir, debemos mantenernos unidos, así es como podemos afrontar esto“, señaló a los neoyorquinos que han visto en las últimas dos semanas incidentes de violencia en las calles y en el metro, durante una rueda de prensa al concluir la reunión.

Las organizaciones dijeron a Adams que hacen lo que pueden para lidiar con la situación pero enfrentan la burocracia de las agencias, lo que dificulta su trabajo.

Adams, que juró al cargo el 1 de enero y a quien la violencia no le ha dado tregua, aseguró a las organizaciones que cada agencia de la ciudad tendrá un enlace para el equipo de gestión de crisis.

El alcalde y expolicía, informó que la próxima semana dará detalles sobre las iniciativas que pondrá en marcha para enfrentar esa violencia, que asegura es ocasionada por un “pequeño grupo” a los que se propone identificar así como la raíz del problema para combatirles, como prometió durante su campaña electoral.

“Vamos a diseñar el plan de acción para la seguridad y mostrar cómo llegamos aquí“, afirmó en la conferencia tras la reunión de poco más de una hora, que se realizó en El Bronx.

De acuerdo con Adams, muchos apuntan a la controvertida reforma a la fianza que hubo en la ciudad como una de las causantes del alza en la violencia “pero hay otras semillas que la están alimentando y si no las identificamos correctamente y ponemos un plan para removerlas, no vamos a poder resolver el problema”.

Insistió en que se necesita de la ayuda de Washington, que ya pidió tras la muerte del policía, para detener el flujo de armas que llegan a esta ciudad.

En otro acto de violencia esta semana, una niña que estaba en un vehículo con su madre fue herida en una mejilla por una bala perdida de un individuo que disparaba a otro en la calle.

“Estamos retirando miles de armas de la calle, pero hay un flujo interminable que continúa llegando a través de las fronteras de nuestra ciudad”, afirmó Adams que previo a la reunión visitó el cuartel en Harlem donde trabajaba el oficial Rivera, así como al oficial Mora.

De acuerdo con la policía, el arma con la que fue asesinado el oficial, de solo 22 años de edad, fue robada y vendida en Baltimore en 2017.

La persona que disparó a los agentes, que respondieron a una llamada por un problema doméstico en un apartamento en el vecindario de Harlem, fue identificado como Lashawn McNeil, de 47 años, con expediente criminal en varios estados.

McNeil, que está en condición crítica tras ser herido por otro policía que acompañaba a Rivera y Mora, usó una pistola Glock con un cargador de “tambor” que permite que tenga 40 rondas adicionales a las 10 habituales del arma, lo que está prohibido en este estado, a menos que sea un miembro activo de la policía o un militar, de acuerdo con el New York Post.

El alcalde dijo estar complacido al recordar que durante una reunión sostenida con el presidente Joe Biden el año pasado, éste reconoció que debe haber colaboración entre agencias estatales y federales, de la misma manera que ocurrió durante el 11 de septiembre para luchar contra el terrorismo.

Biden y la primera dama lamentaron lo ocurrido a los policías. “Los mantenemos a ellos y a sus familias en nuestras oraciones“, afirmó el mandatario en un tuit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#YoMeInformo