Iberdrola va a juicio por inflar precios de luz

La Audiencia Nacional (AN) de España abrió este martes un proceso penal contra la multinacional Iberdrola bajo acusaciones de manipulación sistemática de los precios de la energía eléctrica en 2013, inflando el costo de la misma hasta un 26.5 por ciento.

Como consecuencia de esa inflación se paralizaron varias centrales hidroeléctricas, por lo que el magistrado Ismael Moreno determinó continuar con el procesamiento de una causa iniciada con una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción en 2017.

Al respecto, el juez señaló que “las investigaciones y diligencias practicadas durante estos cinco años han acreditado el artificial incremento del precio de la energía eléctrica que vendía Iberdrola, lo que resulta suficiente para procesar a la eléctrica por delitos contra el mercado y los consumidores”.

Se trata de un incremento estimado de siete euros diarios por megavatio hora con relación al precio del mercado; reportándole beneficios a la multinacional cercanos a los 21.5 millones de euros, y en consonancia ocasionando perjuicio por valor de 105 millones en el lapso comprendido entre el 30 de noviembre y el 23 diciembre de 2013.

Este no es el primer delito de este tipo que cse le imputa a Iberdrola, pues sobre ella pesan otros casos similares de manipulación de precios de la electricidad; el último de ellos cometido presuntamente el verano de 2021, y consistente en el vaciado intencional del embalse de Ricobayo, provincia de Zamora, que desencadenó justamente en un alza del costo de la energía.

Cabe agregar además que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), órgano regulador de dicha materia en España, sancionó en 2016 a Iberdrola con una multa de 25 millones de euros, precisamente por concepto de manipulación de los precios.

A lo que se añade una investigación abierta a los altos directivos de la empresa bajo presuntos cargos de espionaje, cohecho activo, falsedad en documento mercantil, atentado contra la intimidad y varios delitos de carácter ecológico.

Sin embargo, Iberdrola sostiene en su defensa que a finales de 2013 el precio del mercado se incrementó por circunstancias ajenas asociadas a la escasez de agua en los embalses; y que como consecuencia de esto no obtuvo beneficios por la paralización de sus plantas hidroeléctricas.

La pasada semana se conoció que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de México, multó a Iberdrola con más de 459 millones de dólares por venta ilegal de energía eléctrica.

COLABORA CON NOSOTROS AHORA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *