Sustitutos de la sal reducen el riesgo de derrame cerebral y ataque cardíaco

Los sustitutos de la sal en la dieta pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y muerte por todas las causas y enfermedades cardiovasculares, según una nueva investigación publicada en la revista BMJ Heart.

En el metanálisis, los investigadores encontraron que los sustitutos de la sal podían reducir la presión arterial y que este efecto beneficioso podría aplicarse a las personas en todas partes, independientemente de la ubicación geográfica, la edad, el sexo, los antecedentes de presión arterial alta o el peso.

Para el análisis, utilizaron datos de 21 estudios relevantes que abarcaron a 31,949 participantes de Europa, América y el Sudeste Asiático. Los periodos de estudio duraron de 1 mes a 5 años.

En los estudios utilizados, los sustitutos de la sal contenían cloruro de sodio y cloruro de potasio. Por cada proporción 10% menor de cloruro de sodio en el sustituto de la sal, la presión arterial sistólica disminuyó 1.53 mmHg y la presión arterial diastólica disminuyó 0.95 mmHg.

Los sustitutos de la sal suelen cambiar el cloruro de sodio por cloruro de potasio. Tienen hasta un 70  menos de sodio que la sal de mesa estándar.

El análisis de datos de cinco ensayos que incluyeron a más de 24,000 participantes encontró que los sustitutos de la sal redujeron el riesgo de muerte prematura por cualquier causa en un 11 %, de enfermedad cardiovascular en un 13% y el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en un 11%.

“Los sustitutos de la sal pueden ser una alternativa saludable para algunas personas porque el potasio es un mineral importante que ayuda a reducir la presión arterial”, dice la dietista Maxine Smith a través de Cleveland Clinic.

Si bien el consumo de sustitutos de la sal puede ayudar a reducir la presión arterial, es recomendable consultar con el médico sobre su uso cuando se tienen ciertas afecciones. Smith señala que los sustitutos de la sal podrían ser peligrosos cuando se tiene como enfermedad renal, enfermedad cardíaca, presión arterial alta, enfermedad hepática o diabetes.

“Estas condiciones pueden (aunque no en todos los casos) aumentar el riesgo de niveles altos de potasio en la sangre, normalmente bien controlados por el cuerpo”, comparte Cleveland Clinic.

Por qué reducir el consumo de sal

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) señala que, si aún no tiene presión arterial alta, comer menos sodio puede ayudar a mitigar el aumento de la presión arterial que ocurre con la edad.

La presión arterial alta se conoce como el “asesino silencioso” porque sus síntomas no siempre son evidentes. La AHA señala que la hipertensión es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte en todo el mundo.

Se espera que el noventa por ciento de los adultos estadounidenses desarrolle presión arterial alta durante su vida.

La AHA indica que se estima que, si la población de Estados Unidos redujera su consumo de sodio a 1500 mg al día, la presión arterial general podría disminuir en un 25.6 %. En media cucharadita de sal hay 1,150 mg de sodio.

COLABORA CON NOSOTROS AHORA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.