Suplementos dietéticos: ¿Cuáles son los que sí podrías necesitar?

El uso de suplementos dietéticos reducir el riesgo de enfermedades sería un gasto innecesario para los adultos sanos y mujeres que no están embarazadas. Los expertos en salud señalan que las personas deben priorizar el consumo de dietas equilibradas.

Los científicos de Northwestern Medicine dicen que para los estadounidenses sanos que no están embarazadas, las vitaminas son una pérdida de dinero porque no hay pruebas suficientes de que ayuden a prevenir las enfermedades cardiovasculares o el cáncer.

Entre los suplementos más utilizados se encuentran los multivitamínicos, vitamina D, calcio y vitamina C. Los médicos señalan que hay un posible efecto placebo al tomar suplementos. “Las personas se sienten más saludables si hacen algo que creen que las hace saludables”, dice la Dra. JoAnn Manson, profesora de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard.

Según las guías alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), las personas deberían obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos y bebidas que consumen.

Los alimentos contienen vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otros componentes beneficiosos para la salud. La Academia de Nutrición y Dietética también recomienda que siempre que sea posible, es mejor obtener vitaminas y minerales a través de los alimentos en lugar de pastillas.

En algunos casos, el consumo de alimentos fortificados y suplementos dietéticos podría aportar nutrientes que, de lo contrario, no se consumirían en las cantidades mínimas recomendadas (por ejemplo, durante ciertas etapas de la vida, como el embarazo).

Suplementos que podrías necesitar

1. Ácido fólico

La Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud señala que todas las mujeres y adolescentes en edad reproductiva deben consumir suplementos, alimentos fortificados, o ambos, con un contenido de 400 mcg diarios de ácido fólico además del folato que ingieren naturalmente mediante un patrón de alimentación saludable.

Las mujeres que no consumen suficiente folato corren el riesgo de tener bebés con anomalías en el tubo neural, como espina bífida. La deficiencia de folato también puede aumentar la probabilidad de tener un bebé prematuro o de bajo peso al nacer.

2. Vitamina B12

Los vegetarianos pueden necesitar suplementos de vitamina B12 ya que este nutriente se encuentra solo en alimentos de origen animal.

Muchas personas mayores no producen suficiente ácido estomacal necesario para liberar la B12 de los productos animales. Pero la B12 también se agrega a productos de granos fortificados y otros alimentos, y esta B 12 sintética es fácil de absorber incluso sin ácido estomacal, explica Harvard. “Si el consumo de granos fortificados es errático, un suplemento de B 12 es razonable”, agrega.

3. Vitamina D

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel dscubierta se expone al sol. Cuando no se toma sol y con el uso de protectores solares algunas personas pueden carecer de cantidades suficientes de la “vitamina del sol”. Harvard Health advierte que los adultos mayores, los pacientes con enfermedades crónicas y las personas de color corren un riesgo particular.

Factores que hacen más probable beneficiarse de tomar multivitaminas: edad avanzada, embarazo, condiciones digestivas y medicamentos que interfieran en la absorción adecuada de nutrientes.

Una advertencia de los médicos es que tomar demasiados suplementos puede causar daños a la salud.

La Oficina de Suplementos Dietéticos recomienda consultar a los profesionales de la salud que lo atienden (médico, dietista registrado, farmacéutico, etc.) si tienes interés en el uso de los suplementos dietéticos, y que podría ser mejor para tu salud en general.

COLABORA CON NOSOTROS AHORA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *